Contacto 999-0177 info@nazarenodeatalaya.com Atalaya, Veraguas, Panamá

Jesús Nazareno

Jesús Nazareno

La Imagen de Jesús Nazareno y la Romería

De acuerdo a la historia, ya en el año 1730 existía la imagen de Jesús Nazareno y era venerada en un pequeño bohío o capilla construida con madera y pencas.

El origen de la romería se entrelaza entre la historia y la leyenda tal como ha sucedido con muchas de las tradiciones religiosas del país.

Por una parte se afirma que la imagen fue encontrada en las orillas del rió de Jesús, situado a un kilómetro y medio del poblado, sin embargo otros sostienen que la imagen fue traída por los españoles, como cumplimiento de una promesa de batalla. Esta segunda versión se sostiene sobre la base del libro de Monseñor Pedro Mega y testimonios recogidos por el P. Juan José Cánovas en 1912 donde se relata que: “Debido a las rencillas entre los jefes indígenas y los españoles, se registró una guerra entre ambos grupos. Los españoles prometieron que si ganaban la guerra, ellos donarían una imagen de Jesús Nazareno a los aborígenes. Y así sucedió, los españoles ganaron la guerra, trajeron la imagen, no se sabe de dónde, la obsequiaron a los nativos, quienes armaron un rancho de paja y empezó la devoción al Cristo Milagroso, hasta nuestros días.

El mayor crecimiento o auge de la romería se da con la llegada de Monseñor Juan José Cánovas a Atalaya en 1912, puesto que él impulsó el amor y la devoción a Jesús Nazareno. Ahora bien, cabe señalar que la romería solo ha sido suspendida oficialmente en dos ocasiones, cuando se intentó la instalación de bailes populares. Para esa ocasión, Monseñor Cánovas envió emisarios a los caminos que llevan el poblado para avisar la suspensión de la romería.

Monseñor Juan José Cánovas

Nació el día 3 de marzo de 1881 en Totana, Provincia de Murcia, España. Ingresó al Colegio de Vocaciones Eclesiásticas de San José en Murcia y, más tarde paso al Istmo, donde se ordenó de Sacerdote en el seminario Conciliar de Panamá el 29 de septiembre de 1910.

En 1912 fue nombrado Cura Párroco de Atalaya y Montijo. En efecto, fue párroco de Atalaya desde 1912 hasta 1964 cuando murió.

Desde su llegada a Atalaya promovió el amor y devoción a Jesús Nazareno. En 1923 reinició los trabajos de la culminación de la torre.

Una vez terminada la torre se dio a la tarea de mejorar los interiores de la iglesia. Entre las mejoras realizadas tenemos: modificó la sacristía, se prolongaron las paredes en largo, ancho y altura, se sustituyeron los pilares de madera por columnas de concreto decorativas, se reconstruyeron las tres naves elevadas bóvedas de hormigón, se construyó un coro, un pulpito, se instalaron baldosas decorativas de pasta de cemento en los pisos, se modificaron los altares, se colocaron pisos de mármol de carrara en el presbiterio, se construyó la pila bautismal de mármol, se instalaron vitrales en las ventanas, se hicieron nuevos confesionarios y bancas de madera de caoba y finalmente la bóveda de la Nave principal de la iglesia se cubrió con lienzos.

Sus restos mortales reposan en la Basílica desde el 21 de febrero de 1981.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

@Nazarenodeatalaya

Todo la información sobre ROMERIA

Miercoles Cenizas, Jueves, Viernes, Sabado Cuaresma y la Gran Procesión

Ver Categoria

VER VIDEO