Contacto 999-0177 info@nazarenodeatalaya.com Atalaya, Veraguas, Panamá

EL ORIGEN Y EL SIGNIFICADO DE LA PALABRA “EVANGELIO”

Preparado Por: P. Rafael Sanz Carrera
Licenciado en Medicina, Doctor en
Derecho Canónico y especializado en Sagrada Escritura.

• Debemos distinguir entre el Evangelio y los cuatro Evangelios. El término “evangelio” en las lenguas modernas en general es la transcripción literal del original griego euanghélion, adjetivo sustantivado, que significa “buena nueva” o “alegre mensaje”. Consta de eu, “bien-bueno”, y de ánghelos, “mensajero-anuncio”, o del verbo anghéllein, “anunciar”. Con el plural “evangelios” en el uso común se designan los cuatro libros del canon cristiano, atribuidos respectivamente a Mateo, Marcos, Lucas y Juan.


• El término griego euanghélion era conocido ya por los autores clásicos (Homero) y aparece también en los documentos más cercanos a los escritos del NT. Su significado fundamental es el de buena nueva o alegre mensaje, preferentemente de carácter público —victoria militar o deportiva—, pero también privado, como el éxito o la curación.


• Por asociación con la experiencia gozosa comunicada o proclamada como euanghélion, el término indica antes de nada la recompensa —por lo general en la forma plural euanghélia— al portador de la alegre nueva, o bien los sacrificios ofrecidos a los dioses como agradecimiento o propiciación por recibir el beneficio recién anunciado. Así vemos como la expresión griega euanghélia thyein o epághein se vuelve estereotipada para indicar las fiestas y celebraciones con ocasión de una alegre noticia.


• El uso del término “evangelios“ en plural para indicar los libros se remonta al siglo II d.C. (en el año 150 Justino, Apología I, 56,3); Ireneo de Lyon emplea la palabra aun en el doble sentido de predicación oral y de texto escrito (Adv. Haer. III, 1,1.8; cf II, 11,7).


• En la época del Nuevo Testamento y en la inmediatamente posterior el término “evangelio” no tiene aún este sentido. Indica más bien una actividad: lo que Jesús hizo y enseñó (Mt 26,13; Mc 1,1) y lo que de él transmitieron los apóstoles mediante su predicación (Flp 4, 15). Evangelio, de una forma bastante amplia, indica en la edad apostólica bien la obra de la evangelización (1 Cor 9, 14-18; Flp 4,3.15), bien el mismo mensaje predicado (Rom 1,3-9.16), bien finalmente toda la realidad cristiana (Rom 1,16).


• En el Nuevo Testamento tenemos dos expresiones: «el evangelio de Dios» (Rom 1,1; 2 Cor 11,7) y «el evangelio del Hijo»; la primera dice al mismo tiempo que Dios es su autor y su objeto; la segunda indica que fue Jesús el primero en predicarlo y que todavía hoy actúa en el predicador que lo proclama, o bien que él constituye su objeto.


Resumiendo: el Evangelio o “buena nueva o alegre mensaje” es que Dios nos salva en Jesucristo. Cuando los Apóstoles comunican esta noticia (“Jesús nos ha salvado”) entonces evangelizan. Después se escribió este anuncio o Evangelio y cuatro de estos escritos o Evangelios han sido declarados inspirados y por tanto son canónicos (forman parte del canon de las Sagradas Escrituras).

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

@Nazarenodeatalaya

Todo la información sobre ROMERIA

Miercoles Cenizas, Jueves, Viernes, Sabado Cuaresma y la Gran Procesión

Ver Categoria

VER VIDEO